Guia visual para reproducir maquillaje de la nueva pelicula “Snow White and the Huntsman”

 

Como sabrán la nueva película Snow White and the Huntsman (Universal Pictures) se estrena el próximo 1 de junio.

Tenemos un video-guía mostrando como recrear maquillaje como el que lleva Kristen Stewart and el papel de Blanca Nieves.

 

 

 

 

 

 

 

Información sobre la producción

Con Snow White and the Huntsman, comienza una impresionante nueva versión del legendario relato.

KRISTEN STEWART (la saga Twilight, On the Road) interpreta a la única persona de todo el reino más bella que la malvada reina Ravenna (la ganadora del Premio de la Academia® CHARLIZE THERON, Prometheus, Hancock), quien se propone destruirla. Pero lo que la perversa monarca nunca podría haberse imaginado es que la joven que ha escapado de sus garras y ahora amenaza su reino, se ha entrenado en el arte de la guerra con un cazador llamado Eric (CHRIS HEMSWORTH de Thor, The Avengers), a quien originalmente le habían encargado capturarla. 

            Esta épica de acción y aventuras llega a la pantalla de la mano de JOE ROTH, el productor de éxitos multimillonarios en recaudación tales como Alice in Wonderland, y RUPERT SANDERS, el aclamado director de comerciales y artista visual de productos de última generación, en su primer largometraje.

SAM CLAFLIN (Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides) acompaña al elenco de superestrellas internacionales en el papel de William, el joven duque a quien Blancanieves ha encantado hace tiempo con su actitud desafiante y su pureza innata. A su búsqueda, se suman los enanos que acompañan a Blacanieves y al cazador en su viaje fantástico. En la piel de estos personajes, desfilan por la película algunos de los actores más reconocidos de Gran Bretaña: IAN MCSHANE (Pirates of the Caribbean: On Stranger Tides) como Beith, al amargado líder del clan; BOB HOSKINS (Mrs Henderson Presents) como Muir, el estadista principal, ciego; RAY WINSTONE (The Departed) como Gort, el borracho malhumorado; NICK FROST (Hot Fuzz) como Nion, la mano derecha de Beith; TOBY JONES (Frost/Nixon) como Coll, el soldado más duro del clan; EDDIE MARSAN (Sherlock Holmes) como Duir, la sombra de Coll; JOHNNY HARRIS (Atonement) como Quert, el hijo músico de Muir; y BRIAN GLEESON (The Eagle) como Gus, el más joven de los enanos, quien representa el amor del reino por Blancanieves. 

Los acompaña un elenco de actores tanto experimentados como en ascenso que incluye a SAM SPRUELL (The Hurt Locker) como Finn, el vengativo hermano de Ravenna que la alienta a practicar su magia negra; VINCENT REGAN (Clash of the Titans) como el duque Hammond, el padre de William, que lidera la resistencia; LILY COLE (St. Trinian’s) como la joven criada Greta; NOAH HUNTLEY (28 Days Later…) como el rey Magnus, el infortunado padre de Blancanieves; LIBERTY ROSS (W.E.) como la clarividente madre de la princesa; y, por primera vez en un largometraje, RAFFEY CASSIDY como Blancanieves de pequeña.

El talentoso equipo técnico de Snow White and the Huntsman está liderado por el productor colega de Roth, SAM MERCER (The Sixth Sense, Unbreakable), el director de fotografía GREIG FRASER (Let Me In, Bright Star), el director de arte DOMINIC WATKINS (The Bourne Supremacy, United 93), el editor ganador del Oscar® CONRAD BUFF (Titanic, Rise of the Planet of the Apes) y el editor NEIL SMITH (Faintheart), el celebrado compositor JAMES NEWTON HOWARD (The Hunger Games, The Dark Knight) y la diseñadora de vestuario tres veces ganadora del Premio de la Academia® COLLEEN ATWOOD (Alice in Wonderland, Memoirs of a Geisha, Chicago). 

El argumento para la pantalla para esta epopeya de acción y aventuras es del guionista EVAN DAUGHERTY, debutante en largometrajes, y el guión es de Daugherty y JOHN LEE HANCOCK (The Blind Side, The Alamo) y HOSSEIN AMINI (Drive, la película de próximo estreno 47 Ronin). 

Los productores ejecutivos del filme son PALAK PATEL (Oz: The Great and Powerful, de próximo estreno) y la ganadora del Oscar® GLORIA BORDERS (Terminator 2: Judgment Day, Forrest Gump). 

 


SOBRE LA PRODUCCIÓN

 

De Alicia a Blancanieves:

La reinvención de cuentos épicos

 

Joe Roth, ex presidente de 20th Century Fox y Walt Disney Studios y productor del increíble éxito mundial de Tim Burton Alice in Wonderland, supo que su equipo había encontrado algo fantástico apenas llegó a su productora de Los Ángeles, Roth Films, el guión de Evan Daugherty de lo que luego sería Snow White and the Huntsman. En ese momento, el jefe de desarrollo de Roth (y productor ejecutivo de la película), Palak Patel, advirtió el potencial de la historia de Daugherty, que proponía una perspectiva innovadora del tradicional cuento de los hermanos Grimm, originalmente publicado en 1812 como parte del libro “Kinder- und Hausmärchen” “(Cuentos infantiles y del hogar)”. 

Roth y Patel también fueron los responsables de encontrar al hombre que lideraría la nueva epopeya de acción y aventuras de la empresa. Rupert Sanders, un muy premiado director de comerciales, se había hecho un lugar entre los mejores gracias al estilo visual único que imprimió en campañas publicitarias como, por ejemplo, la de la edición Juggernaut del videojuego Halo 3. Roth, Patel y Gloria Borders, otra de las productoras ejecutivas, quedaron fascinados con el nivel de excelencia y la impresionante variedad de la obra de Sanders, así como con la profundidad de sentimientos de sus comerciales.  

Una vez que el equipo de Roth tuvo en sus manos un borrador del guión con el que todos estaban conformes, Sanders fue el primer y el único realizador al que le enviaron la idea. Por su amplia experiencia en el ámbito de la publicidad creativa para juegos, Sanders consideraba que era tan importante reinventar la historia como desarrollar una versión fílmica de Blancanieves que resultara atractiva para ambos sexos. Todos pensaron que la visión y el talento de Sanders ofrecían un equilibrio ideal que garantizaría la aprobación de la producción. 

Roth explica que con esta historia, que ya pasó la prueba del paso del tiempo, sumada al arsenal visual de Sanders, a él no le cabía duda de que estaban en el camino correcto: “Me encantaba la idea de dar vuelta esta historia. Después de hacer Alice in Wonderland me di cuenta de que si uno encuentra la historia indicada y consigue un realizador visionario para que la dirija —alguien con una buena mirada—, y si se toma un enfoque moderno y usa todas las herramientas a su disposición, entonces se genera la situación ideal”. Roth cuenta que encontró a ese hombre en Sanders: “Cuando miramos sus antecedentes en comerciales, nos quedó clarísimo que tiene una forma fantástica de ver las cosas. Me quedé impresionado con lo brillante que es y sabía que iba a aprender muy rápido”.

Hay que reconocer que convencer al realizador británico no fue tarea fácil. Relata Sanders: “Hacía tiempo que estaba buscando un proyecto y había estado cerca de cerrar un par de cosas. Entonces me enviaron el guión y pensé: ‘¿Blancanieves? ¿Es un chiste?’ Pero después lo leí y pensé: ‘Guau, es una oportunidad increíble para crear un mundo que no se haya visto nunca antes’. Lo que más me llegó de la historia fue que se basaba en algo que mucha gente lleva como parte de sí. Todos leímos la historia siendo niños y vimos el filme animado que se hizo en 1937, la primera incursión de Disney en los cuentos de hadas. Me encantó la idea de poder reinventarlo”.

Sanders reconoce que también le entusiasmaba “la posibilidad de hacer algo más masculino con la historia”. Dice: “La historia de Blancanieves es la del nacimiento mítico de un héroe. Ella es casi como la Luke Skywalker femenina. Construimos un universo que toca todos los temas tradicionales relacionados con ella, incluso las metáforas y la imaginería icónica, pero todo tiene un cierto giro. Todavía tenemos el espejo, la manzana roja y la reina malvada pero, además, echamos a la mezcla batallas gigantescas y una rebelión. La historia es mucho más grande y los riesgos son mayores. Es una batalla de vida o muerte”. 

Veinticuatro horas después de leer el guión, Sanders armó prácticamente una biblioteca de ideas para sus productores. Al otro día, les presentó su visión preliminar, que incorporaba a la historia de Daugherty conceptos visuales tomados de escultores ingleses y franceses, así como de artistas alemanes. Sanders no tenía ningún interés en mostrar una Blancanieves frágil que quedara relegada a ser rescatada por otra persona: su heroína estaba tan concentrada en su misión como su antagonista.

Con el progreso del guión, el director se dio cuenta de que los símbolos del cuento de los hermanos Grimm tenían mucha fuerza a lo largo de toda la narrativa. “Son muy potentes. Todo en esta historia —el espejo, la manzana— es icónico y tiene muchos temas más profundos. La manzana es el conocimiento en el árbol de la vida. La historia de Blancanieves nos ayuda a entender la mortalidad y nos enseña a no sumergirnos een los celos y la furia porque eso no nos deja vivir. Nos enseña que tenemos que disfrutar la vida y no tratar de buscar algo que, en última instancia, es irrelevante”.

Para demostrarles a los ejecutivos de Universal Pictures la acción y la emoción de las que era capaz un director que nunca antes había dirigido un largometraje, en enero de 2011, Sanders contrató a un grupo de actores y a un equipo técnico provisorios y filmó una serie de escenas que formarían parte de su visión de Snow White and the Huntsman. Pidió favores a varios amigos y colegas de la industria y logró armar un film corto, al que le agregó algunos efectos especiales y la voz narrativa de un amigo. Después de ver la muestra del tono que Sanders había logrado preparar en solo una semana —con una reina que se disolvía en cuervos, una manzana que se desintegraba hasta el corazón y hadas que salían del aliento de las aves—, el estudio no dudó en aprobar el proyecto. Todos estuvieron de acuerdo en que el joven realizador estaba más que capacitado para ponerse al frente de la película y armar una épica con un sello distintivo. 

Sanders resume sus ideas sobre el estilo visual de la película de esta manera: “Yo quería crear un mundo fantástico muy rico pero quería separar el cuento de hadas de la fantasía, que para mí son muy diferentes. Quería crear algo vigoroso pero también emotivo, quería hacer una película grande, de escala épica que, en el crescendo, no dejara de lado la emoción. Muchas veces, uno ve películas de estas características que tienen mucho contenido visual pero nada de sentimientos. Yo quería rescatar el corazón de la historia”.

Cuando la preproducción fue tomando forma,  John Lee Hancock de The Blind Side y Hossein Amini de 47 Ronin ayudaron a darle forma a lo que sería el guión final basado en la historia de Daugherty, y Roth le pidió a Sam Mercer, realizador experimentado y colaborador habitual de M. Night Shyamalan, que se uniera al equipo como productor asociado.

Mercer señala que su interés en participar de la producción se debió a que la reinvención no traicionaba el atractivo clásico del personaje. Dice sobre la heroína: “Blancanieves se encuentra en una cruzada, solo que aun no lo ha aceptado. Tiene que tomar el control del reino y apoderarse de lo que le dejó su padre. El personaje se encarga de defender a su pueblo, y esas son cuestiones fundamentales que siempre repercuten en la gente. La estética y el ojo cinematográfico de Rupert nos garantizaban que el material iba a tener un estilo contemporáneo y se iba a convertir en una película de verano grandiosa y entretenida”.

 

La sangre más noble:

El casting de la aventura de acción

            Roth, Mercer y Sanders apuntaban a crear una película que no sólo fuese atemporal, sino que también captara el espíritu, estilo y tono de los hermanos Grimm, tal vez en la manera en que estos folcloristas hubieran imaginado una versión de su historia 200 años después de haberla escrito. Con el rodaje programado para el otoño de 2011 en Gran Bretaña, la directora de casting LUCY BEVAN comenzó a buscar en todo el mundo a los actores para dar vida a esta nueva visión.

            El primer papel que se asignó fue también el más malvado: la reina Ravenna. Hija de una hechicera, Ravenna encontró poco a poco el camino hacia el lado siniestro de la vida. Secuestrada por un malvado maestro cuando era niña, el único poder con que Ravenna contaba era su impactante belleza. A pesar de que su madre le practicó un hechizo para protegerla de los avatares del tiempo, Ravenna se ve forzada a mantener su belleza consumiendo la energía vital de jóvenes doncellas. Tras encantar y asesinar al padre de Blancanieves, el rey Magnus, Ravenna demoró su propia muerte y desequilibró el balance de la vida con un mal que se esparció como un cáncer por todo el reino. Pero su crueldad no termina allí. Para ser realmente inmortal, Ravenna deberá consumir el corazón de Blancanieves… en el momento en que su hijastra se convierta en la más hermosa de la región.

            Sanders reflexiona sobre el poder de esta criatura en nuestras mentes, y su papel en esta icónica historia: “La reina simboliza a la muerte, y ella está intentando demorar la propia. Busca la inmortalidad, así que todo en su reino pierde el equilibrio. Por el contrario, Blancanieves es el símbolo de la vida, y el trabajo del cazador es tomar esa vida. Si la reina falla, la vida y la muerte volverán a estar en sintonía y el reino volverá a ser como era”.

La ganadora del Premio de la Academia® Charlize Theron se sumó para encarnar a la monarca. Sobre su decisión de elegir a Theron, Sanders dice: “Charlize ha brindado interpretaciones impresionantes en su carrera, y también es una mujer hermosa. Engloba, mucho más que cualquier otra actriz, tanto el poder como la belleza. Es una combinación entre Margaret Thatcher y Kate Moss”.

En cuanto al simbolismo de la película y la manera en que Theron dio vida al personaje, Sanders agrega: “Cuando tratas con arquetipos, puedes exagerarlos. La gente quiere entusiasmarse cuando la Reina dice ‘espejito espejito’… Queremos que vean estas cosas viniendo de alguien de semejante estatura y belleza”.

Roth explica el proceso de selección de actores del equipo: “Elegir a Charlize fue la idea correcta desde el comienzo. Yo ya había trabajado con ella antes. Fuimos al rodaje de un comercial que estaba haciendo y esperamos a que se tomara un descanso. Cuando se acercó, en tacos de 10 cm y vestida muy elegante, pensé: ‘¡A Rupert le va a encantar!’”

El productor estuvo igual de encantado cuando Theron llegó al set para comenzar a filmar y estaba dispuesta a interpretar las situaciones más intensas de su personaje, incluyendo nadar en una incómoda tina de aceite negro. “Charlize da una actuación tan feroz como la que exigía su papel”, agrega Roth. “Es una amalgama interesante, siempre tiene el control, es magnífico verla y es realmente temible”.

Theron se vio atraída por el papel debido a la compleja humanidad de una criatura traicionada y herida; una que fácilmente podría haber sido retratada como un estereotipo. Ella explica un poco sobre el pasado de la Reina: “La madre de Ravenna le dijo de muy pequeña que sólo podrá ser la mejor si sigue joven y hermosa por siempre. Ella descubre que sus poderes mágicos son la clave de su supervivencia. Entonces ese es el camino que transitará”.

A pesar de que Ravenna tiene, según Theron, “instintos brutales” y “una obsesión con el corazón de Blancanieves que le dará la inmortalidad”, la monarca no ha perdido del todo sus rasgos de humanidad. Al igual que Sanders, la actriz supo apreciar la dura lección detrás de esta historia universal. Theron comparte: “Ravenna descubre que quiere algo que, si hubiese tomado otras decisiones en su vida, podría haber tenido. Pero por cómo decidió hacer las cosas, no puede. Ni siquiera es una alternativa”.

Cuando la madre de Blancanieves murió y su padre se casó con Ravenna, la joven princesa encontró que su inocencia y compasión eran cualidades que la nueva reina detestaba. Encerrada en una torre durante siete años, Blancanieves creció viendo a la asesina de su padre reinar con un puño de acero. Pero la bella joven, que había empezado a entrenarse con el arco y flecha, la caza con halcones, y la lucha a caballo, se ha escapado y ahora se entrena con un inquietante aliado. Ha llegado el momento de que ella defienda a su pueblo de la persona que lo está oprimiendo. Hará un juramento y se convertirá en su arma y los animará a sumarse en su lucha contra Ravenna.

            Sanders sabía que tenían que transitar una delgada línea con el personaje de Blancanieves. Adaptando esta vieja historia de hadas, que originalmente es sobre una pequeña niña más víctima que luchadora, era muy importante para los realizadores que Blancanieves y su viaje mantuvieran su esencia universal para el público contemporáneo de todo el mundo. Los problemas que ella enfrenta son temas con los que las jóvenes y mujeres luchan hoy en día: la soledad y la madurez, temas de confianza, amor y poder, la belleza (y su pérdida).

            La elección de la antagonista de Ravenna fue un poco más compleja. Los realizadores buscaban una actriz que pudiera capturar ambas caras del personaje arquetípico: la inocencia y ternura que Blancanieves muestra en la primera mitad de la historia, y la princesa dura y guerrera que aparece en la segunda mitad. Descubrieron a muchas jóvenes actrices que podían interpretar la primera mitad de la película de manera brillante, pero que no lograban convencer al equipo de que podían llevar adelante al personaje más duro. Del mismo modo, cuando veían a actrices de más edad, éstas podían interpretar a la mujer dura y combativa, pero no convencían a la hora de mostrarse indefensas.

            Tras una búsqueda global de una actriz que estuviera a la altura de este complejo papel, Kristen Stewart, conocida por su papel como Bella Swan en la exitosa saga de Twilight, fue seleccionada para el buscado papel de Blancanieves. Sanders cuenta sobre la elección: “Kristen es un talento increíble. Obviamente ha hecho un trabajo espectacular en los proyectos en los que ha participado al día de hoy, pero esto la muestra ante un público más amplio aún y le da un papel clásico. Ya ha actuado en películas que son de nuestra época pero nunca en algo como esto. Esta es su oportunidad de surgir y también de brillar. Las dos cosas combinan muy bien”.

            Roth cuenta un poco más sobre la elección: “Todos estábamos convencidos de que Blancanieves no era tímida sino una persona agresiva, determinada, una especie de Juana de Arco positiva. Originalmente buscábamos una desconocida para el papel, al igual que hicimos en Alice in Wonderland cuando encontramos a Mia Wasikowska. Sin embargo, Rupert y yo decidimos viajar a Nueva Orleans, donde se estaba filmando la última película de Twilight, para conversar con Kristen. Quedamos muy satisfechos con la elección. Realmente estudió para el papel, pasó cuatro meses montando a caballo y cuatro meses practicando el acento inglés”.

Stewart nos presenta a una joven que pensábamos que ya conocíamos: “No intentamos dar un giro especial a Blancanieves, en realidad somos muy fieles al personaje en la historia. Ella es un recordatorio de lo buenas que pueden ser las personas con los demás”. En la misma línea que Theron, la actriz supo apreciar la mirada profunda del texto sobre la belleza y el poder. Stewart agrega: “Ha sido muy interesante interpretar a una joven que no sabe lo que es la vanidad. No tiene vanidad. En casi todos los papeles que una interpreta, estás al menos consciente de tu imagen y puedes llegar a tener que interpretar a una niña y sus conflictos con la vanidad a medida que crece y se convierte en mujer. El hecho de que Blancanieves no sienta absolutamente nada de eso, y que Ravenna sea todo lo opuesto, dice algo muy lindo acerca de lo que la gente ve como belleza en la vida”.

La actriz valoró la mirada de los guionistas de Blancanieves, un personaje

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s